Una guía: cuatro fases

Flipped Classroom es un modelo pedagógico que traslada acciones específicas a otros espacios del proceso de aprendizaje.

El objetivo principal de este intercambio es liberar tiempo para poder trabajar personalmente con los estudiantes, aprovechando el tiempo de clase para potenciar otros procesos de adquisición y práctica de conocimientos.

Este modelo apoya todas las fases del proceso de aprendizaje e incrementa la motivación de los alumnos, ya que, como comentamos en artículos anteriores, lo sitúa en el centro del aprendizaje y lo hace protagonista de su evolución.

Si no sabes cómo empezar, estáte atento. Traemos las cuatro fases iniciales, adaptadas de este video de Raúl Santiago, si estás planteándote implementar Flipped en tus clases y sumarte a este movimiento de innovación educativa.

1. Planificación

Es esencial que planifiques, dentro de lo que puedas, cómo vas a gestionar tu tiempo y tus recursos para obtener resultados óptimos.

· Analiza investigaciones

Existen muchísimos estudios y documentos de investigación en Internet que pueden orientarte sobre cómo empezar, y sobre todo, son proyectos que avalan la eficacia de este modelo pedagógico y su papel esencial en el proceso de innovación educativa. Verás que encontrarás resistencia por parte de padres y colegas, pero estos trabajos te cargarán de argumentos para demostrar, además de tu propia experiencia, que flipped funciona.

· Reflexiona sobre el papel de las TIC

Flipped es accesible para docentes independientemente de su nivel de competencia digital o acceso a recursos, aunque está claro que las TIC facilitan mucho el trabajo. Reflexiona sobre su importancia en este proceso y utiliza toda tu creatividad para potenciar los recursos que tengas.

· Desarrolla estrategias de comunicación

La comunicación es esencial, ya no solo entre tus alumnos y tú, sino entre tú y el equipo directivo, tú y tus colegas y tú y os padres. Piensa en cómo introducir este modelo pedagógico y cómo mantener abiertas las vías de comunicación. Sé estratega, busca los espacios y utiliza fórmulas para facilitar la comprensión.

· Considera el trabajo de otros colegas

Es muy enriquecedor que se produzca un intercambio de experiencias entre docentes que aplican flipped o las metodologías que lo complementan. Te puede ayudar a ahorrar tiempo y a comprender los matices que puede haber según asignaturas, niveles o recursos. En el portal de The Flipped Classroom encontrarás trabajos diarios que te orientarán.

· Contempla un modelo de trabajo

En el portal hemos mencionado anteriormente encontrarás modelos de trabajo que te pueden salvaguardar de movimientos inesperados durante el proceso. Además, te mantendrán en línea.

2. Preparación

· Ten en cuenta las razones para el cambio

Estamos viviendo un proceso de cambio radical, con la introducción de las nuevas tecnologías y las formas actuales de acceder a la información, masificadas e infinitas. Eso significa que no podemos hacer las cosas igual que se hacían hace cincuenta años…

· Evalúa las necesidades de formación
· Analiza recursos disponibles

Como hemos dicho, independientemente de tu nivel de competencia digital o de los recursos de los que dispongas, flipped está a tu alcance. Pero, para ello, debes tener claros cuáles son tus recursos clave y tus carencias para optimizar tu creatividad.

3. Implementación

· Coordina acciones con soporte TIC
· Despliega buena organización
· Piensa con eficacia
· Analiza: El aprendizaje, ¿proceso o producto?
· Imagina los resultados tangibles
· Reflexiona sobre tu rol en el proceso

¿Cuál es tu rol? ¿Quién es el protagonista de este proceso? ¿De qué manera puedes llevar al máximo tus capacidades? Con flipped, te conviertes en una guía, un faro del proceso, y le indicas al alumno por dónde debe ir. Él te seguirá.

4. Evaluación

· Piensa en las evidencias del logro

Te motivará para seguir adelante y avanzar, poco a poco, en actualizar el resto de dinámicas del aula que quizá no te has atrevido aún a modificar.

· Mejora cualitativa y cuantitativa
· Mejora en resultados
· Mejora en procesos de competencias y estándares
· Aspectos críticos

¿La comunicación con los padres? ¿Los recursos? ¿La atención de los alumnos? Puedes seguir investigando, existen muchísimas dinámicas disponibles expuestas por otros docentes que te pueden ayudar a cubrir estos aspectos críticos.

· Encuestas

Te pueden ayudar muchísimo a evaluar qué espacios han quedado menos optimizados y con qué recursos puedes potenciarlos.

· Áreas de mejora

¿Ha quedado algo descolgado? ¿Cómo puedes mejorar aspectos? Haz autocrítica.