Cada vez son más los docentes que abren los ojos: todo está cambiando.

El siglo XXI trae de la mano la tecnologización de casi todo lo político, generando toda una constelación de nuevas demandas, y con ello, de nuevas inquietudes. Cómo adaptar las esferas concretas a la era digital, rompiendo con lo arcaico, generando dinámicas desde cero; el momento complicado de la transición, las dudas. Y la certeza: todo está cambiando. Las palabras clave: innovación, adaptación.

En el ámbito de lo educativo, las aulas piden una transformación, y avanzar, saltar de lleno a un nuevo modelo que pueda tomar de la era digital los mejores recursos para la optimización del aprendizaje. Es lo que buscamos, un aprendizaje óptimo y formar personas.

Flipped Classroom como modelo pedagógico

Así surge el modelo pedagógico Flipped Classroom que traslada determinados procesos de aprendizaje fuera del aula, liberando así el tiempo de clase para potenciar otros procesos de adquisición y práctica de conocimientos, siempre de la mano del docente. Este se convierte en guía, los roles cambian, el alumno se convierte en núcleo del aprendizaje. Quienes acuñaron el término Flipped Classroom fueron Jon Bergmann y Aaron Sams al detectar determinados déficits; de esta manera impulsaron la grabación y distribución de vídeos, comprobando, de manera paralela, que el modelo permitía al docente concentrarse mejor tanto en las potencialidades como las debilidades de los alumnos.

Este modelo pedagógico combina la instrucción directa con métodos constructivistas, y devuelve múltiples beneficios, como la motivación del alumno, el aumento de su compromiso al convertirse en protagonista del proceso de aprendizaje, y la enseñanza personalizada. En conclusión:

El Flipped Learning apoya todas las fases de un ciclo de aprendizaje, convirtiéndose así en sinónimo de innovación educativa.

Y la innovación educativa que supone el Flipped Learning presenta incontables beneficios. Crea un ambiente de aprendizaje colaborativo. Involucra a las familias desde el inicio hasta el fin del proceso. Convierte al alumno en agente activo de su aprendizaje. Genera una dinámica de colaboración e intercambio de experiencias entre los docentes. Personaliza el aprendizaje. Crea una escuela inclusiva. Y según Raúl Santiago, “FC exige mucho desde el punto de vista tecnológico por lo que respecta a la competencia tecnológica digital, pero también desde el punto de vista del cambio de metodología dentro del aula”.

Fundación Bias y FlipConSpain18

La Fundación Bias, que nace comprometida con innovación educativa, se involucra plenamente en el Flipped Learning por considerarlo esencial para responder con fuerza y determinación a las necesidades actuales. Es por ello que apoya diversas áreas interrelacionadas para la optimización de sus objetivos, organizando, entre otros, el #FlipConSpain18, el IV Congreso Europeo sobre Flipped Classroom.

Tras el éxito de los congresos anteriores, el FlipCon de este año se celebrará en Zaragoza los días 9 y 10 de noviembre. Se trata de un evento de dos días de duración que dará a conocer la situación de las aulas más innovadoras del mundo a través de conferencias, talleres, mesas redondas y experiencias de cientos de docentes, centrándose en el modelo pedagógico Flipped Classroom y sus diversas metodologías y aplicaciones en materias y niveles.

Flipcon Spain: El mayor congreso europeo sobre Flipped Classroom

Uno de los objetivos del congreso es que los docentes compartan sus prácticas, experiencias, herramientas y proyectos con otros profesores, generando un clima de colaboración e intercambio que son esenciales para responder a este concepto de innovación educativa.

Talleres 

En esta edición del Congreso habrá disponibles 16 talleres según materias y niveles, que tendrán un alto componente práctico y que se desarrollarán a lo largo de siete horas de forma presencial. Los asistentes podrán seleccionar dos talleres para el sábado diez de noviembre.

Entre los talleres se encuentran los siguientes: